top of page

SISTEMA JUDICIAL ESPAÑOL

El sistema judicial español está compuesto por diferentes órganos judiciales que se encargan de administrar justicia en el territorio español.

Estos órganos se organizan en tres niveles: el nivel estatal, el nivel autonómico y el nivel local.


En el nivel estatal, el órgano judicial más importante es el Tribunal Supremo, que es el máximo tribunal de España y tiene su sede en Madrid. Además, hay otros tribunales y juzgados especializados en diferentes materias, como la Audiencia Nacional, que se encarga de juzgar delitos graves relacionados con el terrorismo, el narcotráfico o la corrupción, entre otros.


En el nivel autonómico, cada una de las 17 comunidades autónomas españolas tiene su propio sistema judicial, que se encarga de administrar justicia en materias como el derecho civil, el derecho laboral o el derecho fiscal.


En el nivel local, existen los juzgados de paz, que son los encargados de resolver los conflictos más simples entre particulares, así como los juzgados de primera instancia e instrucción, que tienen competencia en asuntos civiles y penales.


En cuanto a la organización del sistema judicial, el Consejo General del Poder Judicial es el encargado de garantizar la independencia del poder judicial y la correcta organización de los órganos judiciales en España.


En resumen, el sistema judicial español es complejo y está estructurado en diferentes niveles y órganos, que se encargan de administrar justicia en todo el territorio español en función de las distintas materias y ámbitos de competencia.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page