top of page

Estafas y Fraudes Financieros. prevenir y Actuar


El ámbito financiero ha sido históricamente un terreno fértil para las estafas y los fraudes, exacerbados en las últimas décadas por el auge de las nuevas tecnologías y las estafad financieras. Este análisis profundiza en los tipos de estafas descritos y proporciona recomendaciones clave para la prevención y acción.



Las estafas financieras son acciones engañosas que causan perjuicios económicos a través de promesas de rentabilidad futura. Entre los indicadores más comunes se encuentran promesas de ganancias cuantiosas y métodos de inversión infalibles, a menudo ofrecidos por entidades no autorizadas.


Los chiringuitos financieros son entidades que ofrecen servicios de inversión sin estar autorizadas. Estas entidades suelen parecer legítimas utilizando canales comerciales comunes como teléfonos, correos electrónicos y páginas web, pero operan fuera del marco legal y sin las garantías ofrecidas por entidades reguladas. Es crucial verificar siempre la autorización de cualquier entidad en los registros de la CNMV, Banco de España o Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.


Una técnica común es la suplantación de identidad de entidades autorizadas. Las "empresas clonadas" utilizan datos y elementos identificativos de empresas legítimas para confundir a los inversores. Es vital comprobar siempre la autenticidad de la empresa oferente antes de realizar cualquier inversión.


Algunas páginas ofrecen cuentas de trading financiadas, ligadas a la realización de costosos cursos de formación. Estos cursos pueden ser fraudulentos, resultando en la pérdida del dinero entregado sin acceso a las cuentas prometidas. Este tipo de operaciones no están supervisadas por la CNMV, aumentando el riesgo para los inversores.


Los estafadores pueden hacerse pasar por técnicos informáticos para acceder remotamente a los dispositivos de las víctimas, obteniendo así información sensible para realizar operaciones no autorizadas. Es fundamental no permitir el acceso remoto a terceros y mantener seguras las claves de acceso a cuentas bancarias y de valores.


Las empresas de "recovery room" prometen recuperar las pérdidas sufridas por estafas anteriores a cambio de un pago adelantado, lo cual es una señal clara de fraude. La CNMV nunca contacta directamente con las víctimas para recuperar pérdidas.


Las criptomonedas son frecuentemente utilizadas en estafas debido a su naturaleza digital y la falta de regulación. Los estafadores prometen ganancias extraordinarias en poco tiempo, utilizando tecnicismos para confundir a los inversores. Es esencial desconfiar de estas promesas y verificar la autenticidad de las empresas antes de invertir.


Estos esquemas son variantes de estafas piramidales donde los nuevos inversores financian los "beneficios" de los primeros, hasta que el sistema colapsa y la mayoría pierde su inversión. La clave para evitar estos fraudes es desconfiar de rentabilidades inusualmente altas y realizar inversiones basadas en recomendaciones de entidades autorizadas.


Estas técnicas de suplantación buscan obtener información personal y bancaria a través de correos electrónicos, SMS y llamadas telefónicas fraudulentas. Nunca se debe proporcionar información confidencial a través de estos medios.


Este cibercrimen redirige el tráfico de sitios web legítimos a falsos, recolectando datos confidenciales. Protegerse requiere instalar software antivirus y antimalware, y verificar siempre la seguridad de las conexiones web.


Los estafadores aprovechan las redes sociales para difundir información engañosa y manipular el mercado. Es importante verificar siempre la fuente de información y desconfiar de recomendaciones de inversión no solicitadas.


1. Verificación de Entidades: Antes de entregar dinero, verificar siempre que la entidad está autorizada por la CNMV, Banco de España o Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

2. Desconfianza de Ofertas No Solicitadas: Las ofertas no solicitadas, especialmente aquellas que prometen altas rentabilidades sin riesgo, son generalmente fraudulentas.

3. Protección de Datos Personales: No compartir claves de acceso y desconfiar de solicitudes de información personal a través de correos, SMS o llamadas.

4. Desconfianza de Entidades Remotas: Las entidades situadas en países remotos que ofrecen condiciones muy favorables suelen ser fraudulentas.

5. Precaución con Redes Sociales: No basar decisiones de inversión en recomendaciones de redes sociales y verificar siempre la fuente de la información.


Si ya has sido estafado, es importante actuar rápidamente:

1. Presionar para la Devolución: Intenta presionar a la entidad para que devuelva el dinero, aunque esto no siempre será efectivo.

2. No Continuar Invirtiendo: No realices más aportaciones si sospechas que estás siendo estafado.

3. Denunciar: Informar a la CNMV y denunciar lo ocurrido a las autoridades policiales y judiciales, proporcionando toda la documentación posible.


La prevención y la educación son las mejores herramientas contra las estafas y fraudes financieros. Siguiendo las recomendaciones y manteniéndose informado, se puede minimizar el riesgo de ser víctima de estos delitos. La CNMV ofrece recursos y asistencia para ayudar a los inversores a protegerse y actuar adecuadamente en caso de ser estafados.


Lola Murias

CEO Descubro B2B

4 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page